(Internet)
(Internet)

Un coleccionista privado pagó en una subasta la cifra récord, en su tipo, de US$508 mil por el una de las primeras monedas australianas que se acuñó sobre una moneda producida en el Perú, en la Casa Nacional de Moneda.

Según Belinda Downie, directora general de Coinworks Melbourne, asociación de expertos numismáticos, esta moneda vendida era el mejor ejemplar de las acuñadas en el Perú que se encuentran en manos de coleccionistas privados.

En 1812 Lachlan Macquarie, gobernador de Nueva Gales del Sur, compró monedas de plata para resolver la escasez de moneda en la joven colonia en Australia.

Luego, mediante el resellado, esas monedas fueron agujeradas y grabadas nuevamente con las palabras Nueva Gales del Sur, la denominación de cinco chelines y la fecha de 1813 para crear la primera moneda de Australia.

El resellado era una técnica que consistía en usar monedas ya producidas con contenido en oro o plata, como las producidas en Perú, a las que se les aplicaba un nuevo sello sobre las imágenes ya acuñadas.

Las monedas peruanas se caracterizaban por tener una alta calidad de las acuñaciones y por su componente metálico fino, por lo que fue utilizado como medio de pago en otros países mediante el resellado.

Los holey dollars fueron retirados de circulación en 1829. Muchos se fundieron y se enviaron a Londres para ser vendidos como lingotes de metal precioso. De los que sobrevivieron a dicha fundición, en la actualidad solo quedan 300, de los cuales 200 están en manos privadas.