Comercio exterior se vería afectado. (César Fajardo)
Comercio exterior se vería afectado. (César Fajardo)

En 2015, alcanzará su máxima capacidad de movimiento de contenedores (TEU) pues sobrepasará las dos millones de unidades, generando así un 'cuello de botella' para el comercio exterior, advirtió la Cámara de Comercio de Lima ().

Recordó que el terminal chalaco maneja el 90% del total de movimientos de contenedores en todo el país a través de sus terminales Norte y Sur, a cargo de y , respectivamente.

"Ambos tienen entre sus planes aumentar la capacidad de manejo de carga, pero esto se daría a partir de 2014; y con respecto del , todavía hay incertidumbre", refirió.

Señaló que a esto se suman las deficiencias *que actualmente tiene el puerto para permitir *el ingreso y la salida de los camiones.

Al respecto, precisó que no se cuenta con la infraestructura vial adecuada para atender el movimiento de carga ni con zonas de actividad logística.

"Vías como la avenida Néstor Gambetta están realmente saturadas, lo que genera largas colas de camiones que atrasan y entrampan nuestro comercio", aseguró el gremio a través de su Centro de Comercio Exterior (CCEX).

Otra zona con dificultades es la avenida Manco Cápac, la cual es el único acceso a las puertas de APM y DP World.

"Hay congestión de vehículos portacontenedores, de transporte particular, y hay estacionamientos no autorizados", resaltó.

LEJOS DE LA MODERNIDADEl CCEX manifestó que si no se toman en cuenta estos problemas, se verían afectados los tiempos de envíos, de carga y descarga y la confiabilidad sobre la capacidad de exportación a los principales mercados de destinos.

"La realidad de nuestro principal puerto aún está lejos de responder adecuadamente a las necesidades de una instalación moderna y competitiva, y de convertirse en el hub que todos esperamos", subrayó.

DATOS

– InversiónA fin de año se definiría la segunda etapa de inversión de DP World Callao en el Muelle Sur por US$100 millones.

– AceleradorGremios empresariales también han solicitado la aceleración en la concesión de puertos como los de San Martín y Salaverry.