Los expertos coinciden en que el avance en la ejecución de los proyectos es casi inexistente. Intereses particulares y falta de voluntad política retrasan el desarrollo de la agricultura.
Los expertos coinciden en que el avance en la ejecución de los proyectos es casi inexistente. Intereses particulares y falta de voluntad política retrasan el desarrollo de la agricultura.

El titular del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, Federico Tenorio, señaló que en el 2021 los de riego dispondrán de un presupuesto de S/561.7 millones, lo que equivale al 48.4% del total de recursos de la cartera.

En su exposición al Congreso en el marco de la aprobación del Presupuesto 2021, Tenorio señaló que se otorgó el derecho de uso de agua e información de recursos hídricos sistematizados a 56,721 hectáreas. Para el próximo año, se apunta a tener 59,300 hectáreas bajo riego formalizadas.

Sin embargo, expertos consultados coinciden en que el avance de la ejecución de los proyectos de irrigación en el país es casi inexistente.

A paso lento

De los proyectos priorizados por el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) en el , destacan dos: Chavimochic III (La Libertad), cuya inversión es de S/3,149 millones; y Majes Siguas II (Arequipa), con S/2,019 millones. Ambos, que antes estaban en manos de gobiernos regionales, deben ejecutarse hoy vía Asociaciones Público-Privadas.

El primero busca incorporar al riego 63,000 hectáreas de cultivo y afianzar otras 48,000. También apunta a generar 150 mil empleos formales. El segundo incorporaría 38,500 hectáreas y reconvertiría productivamente otras 15,000, además de crear más de 145,000 empleos formales. Sin embargo, ambos proyectos están entrampados.

Milton von Hesse, extitular del hoy Midagri, indicó que ambos han demostrado que son demasiados complejos para la capacidad técnica de los gobiernos regionales. Por ello se decidió la transferencia de Chavimochic III al Midagri. Lo mismo debería ocurrir con Majes Siguas II, pero su gobierno regional se niega.

Para Rafael Zacnich, gerente de Estudios Económicos en la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú), la solución pasa, principalmente, por voluntad política e intereses particulares.

“Dentro de la normativa de las regiones, existen las herramientas para sancionar acciones que afectan el interés nacional sobre el regional”, aseveró.

Von Hesse acotó sobre que el gobierno de Arequipa, en caso no quiera transferirlo, debe agilizar los trámites de la adenda que falta. Agregó que la relevancia de impulsar estos proyectos recae en que de cada tres hectáreas, solo una tiene un sistema de riego, las dos restantes dependen de la lluvia.

En tanto, Zacnich explicó que de concretarse estos proyectos de irrigación en general se cerraría la brecha de infraestructura hidráulica en el país cercana a los S/6,679 millones para el corto plazo (5 años) y de S/14,625 millones para el largo (20 años).

Tenga en cuenta

-La inacción en los dos principales proyectos, Chavimochic III (La Libertad) y Majes Siguas II (Arequipa), frena generar casi 300,000 empleos. La brecha de infraestructura hidráulica en el país es de S/ 14,625 millones para el largo plazo (20 años).

-“Ambos (Majes y Chavimochic) fueron iniciados hace años. Hoy, la inversión está enterrada bajo tierra”, advirtió Von Hesse.

TAGS RELACIONADOS