(USI)
(USI)

El Perú viene experimentando un proceso de consolidación de su economía, en el que destaca la actitud proactiva de su clase media, asegura el vicepresidente de la , Alonso García-Miró.

Sin embargo, preocupa el retraso que hay en la agenda de competitividad, la cual haría sostenible este avance, afirma.

De acuerdo con el vocero del gremio que agrupa a las compañías más importantes del país, persisten debilidades por la falta de inversión en innovación, tecnología y apertura de mercados, así como por la rigidez del mercado laboral y las normas tributarias.

"Si bien tenemos fortalezas fiscales y monetarias, el Gobierno tiene una tarea postergada, por ejemplo, en el combate a la informalidad", dice.

REFORMAS TRUNCASEl economista Jorge Chávez coincide con García-Miró. "Hay una agenda amplia de reformas estructurales en educación, salud, en el Estado, en la administración del agua y de los bosques que está muy atrasada", sostiene Chávez.

"El Ministerio de Economía ha anunciado que va a relanzar su agenda de competitividad, pero el problema es que esta se enfoca solo en la disminución de las trabas burocráticas para los negocios", refiere.

Además, el experto critica que el Congreso y el Poder Ejecutivo no puedan lograr un consenso para sacar adelante importantes leyes laborales.

La Confiep no es el único gremio empresarial que ve con preocupación esta situación. Samuel Gleiser, presidente de la Cámara de Comercio de Lima, advierte que hay ámbitos, como el tributario, que deterioran la competitividad que requieren las empresas peruanas para competir en igualdad de condiciones en otros mercados.

"Hay que evitar la autocomplacencia frente a los logros de nuestra economía y comenzar a corregir las fragilidades", indica.

DATOS

– Luz ámbarLa publicación The Economist indicó recientemente que en Perú hay exceso de confianza y complacencia.

– Agenda incompletaEl Ejecutivo presentará el concurso 'El trámite más inútil' para que los usuarios ayuden a identificar las gestiones engorrosas.