La Asociación de Industriales Lácteos advirtió que el precio de la leche evaporada se incrementaría en los próximos tres meses si el Gobierno no elimina la sobretasa de 21% que tienen que pagar los productores por la importación de leche en polvo.

Así lo reveló Rolando Piskulich, titular de dicha institución, quien explicó que, de acuerdo a la nueva medida del Gobierno, el precio que pagarían los productores por tonelada métrica ™ sería de US$3,188. Con este incremento, el IGV que tendría que abonar el consumidor final por el producto sería de 39%.

Asimismo, consideró que en las condiciones actuales del mercado no es necesario ese tipo de proteccionismo a los productores nacionales e instó al Ejecutivo a hacer respetar el principio de autoridad, ya que la producción interna de leche evaporada cubre el 75% de la demanda.

"No le tenemos miedo a la producción de lácteos terminados de afuera, pero que no nos quiten ese factor de competitividad. Esa sobretasa adicional de 21% se convierte en un arancel, que lo van a pagar las amas de casa cada vez que vayan a comprar un litro de leche", indicó Piskulich a Canal N.