De las 2,349 empresas que dejaron de exportar, unas 2,301 pertenecían al sector no tradicional. (USI)
De las 2,349 empresas que dejaron de exportar, unas 2,301 pertenecían al sector no tradicional. (USI)

La crisis económica externa, la baja competitividad del Perú y la falta de reacción para tomar medidas oportunas, configuran una "tormenta perfecta" para el sector exportador y perjudica el crecimiento del país, advirtió la Asociación de Exportadores ().

Señaló que entre enero y julio de este año dejaron de exportar 2,349 firmas, lo que superó a las que iniciaron operaciones de en ese mismo periodo (2,188).

"Estas cifras revelan que no menos del 38% de nuestras empresas están en una posición muy débil en el mercado y están expuestas a salir del mismo ante la mínima dificultad. Esta debilidad tiene que ser un factor prioritario a considerar por nuestras autoridades", explicó el gerente de Estudios Económicos de ADEX, Carlos González.

Añadió que de las 2,349 empresas que dejaron de exportar, unas 2,301 pertenecían al sector no tradicional. El rubro más golpeado fue el de prendas de vestir: salieron 690 empresas del mercado, el 43% de las que exportaron en 2012.

Le sigue el subsector agro no tradicional con 410 empresas que dejaron de exportar (el 31% de su base exportadora del 2012) y el sector textil con 318 empresas salientes, que supera el 53% de su población empresarial.

ADEX destacó que entre enero y julio cayó el número de firmas exportadoras, de 6,239 en 2012 a 6078 en 2013.

Según el , el Perú se mantuvo en el puesto 61, pero cayó en ocho de sus doce indicadores: instituciones (105-109), infraestructura (89-91), salud y educación básica (91-95), educación superior (80-86), eficiencia en mercado laboral (45-48), formación tecnológica (83-86), sofisticación de negocios (68-74) e innovación (117-122).

"El retroceso en estos resulta incompatible con la posibilidad de mantener un alto y sostenido ritmo de crecimiento en el mediano y largo plazo, quedando expuestos a factores y coyunturas externas", dijo González.

"Si no se toman acciones inmediatas, seguirán desapareciendo empresas, puestos de trabajo y será cada vez más difícil recuperar y mejorar nuestra capacidad exportadora bajo cualquier condición", añadió.