Considerando las expectativas de recuperación de mercados como EE.UU. y Europa con la distribución e inicio de la campaña de vacunación a la población contra el COVID-19, las proyecciones de exportación de pisco son alentadoras, dice ADEX. (Foto: GEC)
Considerando las expectativas de recuperación de mercados como EE.UU. y Europa con la distribución e inicio de la campaña de vacunación a la población contra el COVID-19, las proyecciones de exportación de pisco son alentadoras, dice ADEX. (Foto: GEC)

Con los restaurantes sin atención en salón en 10 regiones del país y sin reuniones sociales por el nuevo confinamiento ante la segunda ola del , las celebraciones por el Día del Pisco Sour han quedado en ‘stand by’, al igual que el incremento de hasta 7% en sus ventas que solían tener para esta fecha, revela Cecilia González, jefe comercial de Tres Generaciones.

Esta situación complica aún más a las empresas de este rubro, que desde el año pasado han visto disminuido su negocio de manera importante, habiendo empezado el año con sobrestocks de hasta 50%, refiere Ernesto Ramirez, docente de la universidad Le Cordon Bleu y especialista en el tema.

MIRA: Sector público y privado reinician coordinaciones para poner en valor la cadena alpaquera

Pese a todo, los mercados internacionales están siendo para muchos empresarios de la industria la luz al final del camino. Ya desde el año pasado, dice la ejecutiva, la venta al exterior los ayudó a sopesar el mal momento y este año la situación es similar. “Ya hemos hecho un primer envío a Japón y, próximamente, también llegaremos a Suiza. A diferencia de los peruanos, el consumidor extranjero valora más la calidad del pisco y por ello vemos una mayor oportunidad en estos destinos”, sostiene.

Y las cifras avalarían esta apuesta, ya que considerando las expectativas de recuperación de mercados como EE.UU. y Europa con la distribución e inicio de la campaña de vacunación a la población contra el COVID-19, las proyecciones de exportación de pisco son alentadoras. Según Johnny Schuler, presidente del Comité de Pisco de la Asociación de Exportadores-ADEX, estas podrían llegar a los US$ 6,5 millones, lo que implicaría crecer 60% respecto a las ventas de 2020, pero ligeramente por debajo de 2019, afirma (US$ 6,8 millones).

“La situación de EE.UU. es importante para nosotros, si todo evoluciona positivamente podríamos exportar US$ 3 millones de nuestra bebida bandera solo a ese país”, calcula.

MEDIDAS DE ACCIÓN

Schuler indica que es evidente la necesidad de las bodegas pisqueras de contar con el apoyo del Gobierno mediante programas de incentivo o el acceso a fuentes de financiamiento similares al programa Reactiva, así como la extensión a los periodos de gracia del mismo.

Con ello coincide Cecilia González, ya que en la situación actual con el cierre de restaurantes las ventas se están moviendo mucho más lentas a nivel local y en junio ya se vence el plazo para empezar a pagar. “Si extienden los plazos nos ayudaría para poder cumplir con la cadena de pago y a prepararnos mejor de cara a la nueva campaña, que ya empieza en marzo con la vendimia”, sostiene.

Ernesto Ramírez recuerda que el año pasado justo la pandemia agarró a la gran mayoría de pisqueros precisamente en la etapa de vendimia, lo cual debilitó y complicó aún más su situación.

MIRA: Exportaciones caerían 18% al cierre de 2020 al sumar US$ 38,000 millones, estima Adex

Indica, además, que lamentablemente en el país no existe una cultura de consumir pisco y es porque también el Gobierno no ha ayudado a difundir e incentivar su consumo, por tanto, el conocimiento del peruano acerca de este destilado es muy limitado.

Pero, por el lado privado también hay mucho por trabajar, e identifica que lo que falta es también una mayor promoción. “Las empresas debieran subirse a la ola de la digitalización y emprender campañas por estas vías, dando a conocer las bondades de esta bebida, las mezclas que se pueden hacer en cocteles y otros para mejorar su demanda. Esta no debe ser una tarea exclusiva de sommeliers y de promotores del pisco, sino que debe existir un esfuerzo conjunto”, asevera.

De otro lado, Schuler agrega que debería incentivarse la elaboración de otros productos a base de la uva pisquera, que no sean necesariamente Pisco. Precisamente, este camino es el que tomará este año Tres Generaciones, orientándose a la producción de vinos, así como ya vienen haciendo otros competidores, revela González.

VIDEO RECOMENDADO

Limaná, una propuesta saludable que podemos pedir delivery
Limaná, una propuesta saludable que podemos pedir delivery