El 30% de empresas familiares se encuentran en manos de una segunda generación. (USI)
El 30% de empresas familiares se encuentran en manos de una segunda generación. (USI)

Solo el 5% de las empresas familiares en Perú están en manos de una tercera generación y es precisamente la sucesión generacional lo que más preocupa a este tipo de negocios, informó hoy el director del Centro de Desarrollo de Empresas Familiares, José Antonio Torres.

El 30% de estas empresas se encuentran en manos de una segunda generación, pero entre los 15 y 30 años de existencia los negocios tienen una mayor necesidad de profesionalizarse para mantenerse o seguir creciendo, indicó.

Las compañías familiares que superan los 30 años de existencia se enfrentan a una convivencia generacional más activa y donde menos del 10% de las medianas empresas se convierten en grandes y menos del 1% en corporativas. Solo un 10% de las pequeñas empresas se convierten en medianas, acotó.

Según Torres, más del 85% de las sociedades que han ejecutado un plan estratégico han mejorado su proceso central de negocio, y logrado los objetivos trazados en las distintas áreas de la organización, con un impacto progresivo y gradual en los resultados económicos.