(USI)
(USI)

Richard Abecasisrabecasis@peru21.com

El crecimiento inmobiliario sigue imparable en Lima. Ahora, el 39% de la demanda se concentra en la zona norte y este de la capital, según el Estudio Nacional del Consumidor que elaboró la consultora .

El mayor requerimiento proviene del nivel socioeconómico C, aseguró Arnaldo Aguirre, director de consultoría de la citada empresa.

En ese segmento, la población percibe ingresos de entre S/.3,500 y S/.4,500. Un 30% de su sueldo puede ser destinado a obligaciones hipotecarias, es decir, una cuota mensual de S/.1,000 en promedio.

Aguirre dijo que la mayor demanda y la construcción de nuevos predios se concentran en 16 distritos de la periferia de Lima, como Ancón, Carabayllo, Comas, Independencia, Los Olivos, Puente Piedra, San Martín de Porres y Santa Rosa. También son atractivos Ate, Chaclacayo, El Agustino, Lurigancho, San Juan de Lurigancho, San Luis y Santa Anita.

El estudio revela que un 19.4% prefiere adquirir un lote (terreno) en Lima Norte antes que un departamento (10%) o una casa (8.4%). "La mayoría de personas tienen trabajos independientes y les acomodaría mejor comprar un lote antes que un departamento", explicó Aguirre en el II Congreso Internacional de Profesionales Inmobiliarios.

En la actualidad, Lima Norte y Lima Este concentran una población de 2 millones y 1.5 millones de habitantes, respectivamente.

¿EXISTE UNA BURBUJA?Al respecto, el exministro de Economía refirió que la cartera de créditos inmobiliarios sigue siendo muy pequeña en el país.

La clave, comentó, es poner en práctica una buena regulación para evitar exposiciones de crédito inmobiliario, como hemos visto en Estados Unidos y en Colombia.

Carranza recomendó al sistema financiero no caer en un exceso de crédito inmobiliario. "Solo se debe otorgar cuando se refleje una mejora salarial del trabajador o por la solidez financiera de una empresa. Con ello nos aseguramos que este boom inmobiliario sea sostenible y que no tengamos altas aceleraciones", puntualizo el exfuncionario.