(USI)
(USI)

En setiembre pasado, la banca otorgó 2,085 nuevos créditos vehiculares, con lo que se alcanzó una cifra de 19,424 préstamos de ese tipo en los nueve primeros meses del año, informó la Asociación de Bancos ().

El saldo acumulado de bancarios mantuvo una tendencia creciente y ascendió a US$622 millones al cierre del noveno mes del año, cifra mayor en US$10 millones (1.67%) respecto a agosto de 2012 y en US$111 millones (21.65%) frente a setiembre de 2011.

La dinámica observada en la venta de vehículos en el país —la cual está en línea con el contexto de aumento del empleo e incremento de los ingresos—, aunado a la aún baja penetración del financiamiento bancario en este segmento, generan un entorno óptimo para una mayor expansión de los créditos.

De otro lado, el índice de morosidad de estos préstamos ascendió a 2.66%, lo que representó una disminución de 0.14 puntos porcentuales respecto a agosto de 2012 y de 0.11 puntos porcentuales en comparación con setiembre de 2011.

Por su parte, la dolarización de los créditos vehiculares continuó incrementándose, y a setiembre llegó a 74.25%, mayor en 0.54 puntos porcentuales respecto al mes anterior y en 7.71 puntos porcentuales frente al mismo mes de 2011.

Ese comportamiento respondería a una mayor preferencia de las personas por tomar préstamos en dólares ante el fortalecimiento de la moneda local.