Rollins acabó con su ex compañero en la jaula infernal. (Seth Rollins/Facebook)
Rollins acabó con su ex compañero en la jaula infernal. (Seth Rollins/Facebook)

venció a Dean Ambrose en la pelea estelar de _Hell in a Cell, evento de la . Este fue una de los mejores combates del año: los ex integrantes de The Shield incluso subieron al techo de la jaula y cayeron sobre las mesas de transmisión.

Ya en la celda, todo fue pura acción: sillas, mesas, acrobacias y un ida y vuelta que no permitía adivinar quién sería el ganador. Hasta que llegó el momento crucial: Ambrose se disponía a golpear a Rollins sobre dos bloques de concreto, cuando las luces se apagaron y de la nada reapareció Bray Wyatt.

El líder de la familia Wyatt atacó a y permitió que Rollins lo cubriera para ganar la pelea. Bray Wyatt no aparecía en televisión desde el Raw posterior al evento Summerslam, en septiembre de este año.

El otro evento estelar, sin embargo, dejó mucho que desear. venció a Randy Orton –también dentro de la jaula– y será el próximo retador al título mundial de peso pesado de la WWE, hoy en manos de .

El enfrentamiento entre ambos –el enésimo en sus carreras– no tuvo nada novedoso, lo cual solo confirma un reclamo constante de los fans: el ciclo de ambas súper estrellas ya se cumplió.

OTROS RESULTADOSDe otro lado, Dolph Ziggler retuvo su título intercontinental ante Cesaro en una de las mejores luchas de la noche. hizo lo propio con su campeonato de los Estados Unidos frente a Miz. La presencia de Damien Mizdow le puso la cuota de alegría al evento.

Los campeones en pareja, Goldust y Stardust y la monarca de las Divas Aj Lee, también defendieron sus cinturones ante los Usos y Paige, respectivamente.

En el choque de gigantes, Rusev se impuso al Big Show en una demostración de poder, aunque contó con una distracción involuntaria de Mark Henry. En la lucha entre las hermanas Bella, Nikki derrotó a Brie, quien será su asistente durante un mes entero.

Por Renzo Norvani