Colombia ofreció ante México un fútbol dinámico y vertical. (USI/Reuters)
Colombia ofreció ante México un fútbol dinámico y vertical. (USI/Reuters)

Dicen que los magos no existen, que solo existen los hacedores de sueños. Y el sueño de Colombia puede ser nuestra pesadilla por culpa de , quien el miércoles debutó con una de Gio Dos Santos y del 'Chicharito' Hernández.

Sí, mientras Perú mostraba poco ante Túnez pese a contar con todas sus figuras, Colombia ofrecía un fútbol dinámico y vertical frente a un oponente de mayor envergadura.

"Pekerman hizo notar su mano", señaló el diario El Espectador. En su mayoría, los medios coincidieron en que, sin cambiar drásticamente la base, acertó con sus retoques. Esta Colombia se parece a la de y a la de , sus predecesores en el cargo, pero el nuevo DT ya dejó su sello.

El famoso 4-1-4-1 del 'Bolillo' ya quedó atrás. No solo porque Perú lo mandó a casa en la Copa América, sino porque Gómez apostaba por Falcao como único punta y por Adrián Ramos y Dayro Moreno, dos delanteros, como extremos. Esta vez, Pekerman no llamó a Ramos y tuvo a Dayro en la banca. Y, lo más importante, se la jugó por volantes propiamente dichos como James Rodríguez (Porto) y Juan Cuadrado (Lecce). El primero recién contó para Leonel Álvarez en la eliminatoria, y el segundo fue a la Copa pero ni la vio.

Ante México, el técnico argentino probó al talentoso Aldo Ramírez (Morelia), aunque allí jugará Freddy Guarín (Inter) ni bien supere su lesión. Arriba, Dorlan Pabón es el elegido para acompañar a . Y atrás hay mucho nivel con los laterales Pablo Armero y Camilo Zúñiga, y centrales para escoger, tanto que Bernardo Espinosa (Racing Santander) y Mario Yepes (Milan) podrían ser suplentes.