Pese a que anotó el para ante , terminó triste porque se perderá lo que resta del tras sufrir una fractura de tibia y peroné por una fuerte entrada del defensa Frank Rojas.

Corría el minuto 44 del encuentro, cuando Rojas planchó con toda vehemencia a Arroé, quien recibió todo el impacto en su tobillo derecho, causando la lesión.

Arroé tuvo que ser retirado del campo y reemplazado por Pier Larrauri, mientras que el zaguero rosado – quien intentó disculparse con el volante rimense – solo recibió una tarjeta amarilla de parte del árbitro Diego Haro, pese a que el reglamento estipula que debía ser sancionado con la expulsión.

El mediocampista celeste fue trasladado al hospital regional de Huacho, donde se confirmó el diagnóstico de su lesión.