Dramáticos momentos se vivieron en el estado municipal de Urcos, en el Cusco, luego de que el joven Yair Clavijo, de la reserva de Sporting Cristal, se desvaneciera en pleno campo de juego debido al paro cardiorespiratorio que sufrió .

Médicos de Cristal y Garcilaso intentaron reanimarlo en la cancha. Incluso el árbitro del cotejo, Manuel Garay, médico de profesión, intentó auxiliarlo, aunque sin éxito.

Según informaron algunos testigos, la ambulancia que se encontraba en el estadio no contaba ni siquiera con un tanque de oxígeno para poder atenderlo. La desesperación y el llanto invadió a jugadores, comando técnico y demás personas presentes.

Clavijo tenía solo 18 años y también formaba parte de la selección nacional Sub 18.