(AP)
(AP)

La bielorrusa revalidó su título en el de tenis al derrotar hoy a la china en tres sets (4-6, 6-4 y 6-3) en una final intensa y dramática disputada en Melbourne.

Es el segundo título del Grand Slam que gana Azarenka que, de esta manera, conservará a partir del lunes su puesto como número uno mundial del circuito femenino de tenis.

Azarenka se impuso al término de un partido sensacional y un poco enloquecido, marcado por dos lesiones de Li Na en el tobillo izquierdo, que motivaron dos tiempos muertos médicos y la interrupción, por unos 10 minutos, del encuentro como consecuencia del lanzamiento de fuegos artificiales por el día nacional de .

Li Na, quien al igual que Azarenka buscaba por segunda vez un título "grande" (tras su victoria en Roland Garros de 2011), se vio perjudicada primero por una torcedura de su tobillo izquierdo en el segundo set y una segunda, en esa misma zona, al inicio del tercer set, que además le provocó una caída tras la que se golpeó con fuerza en la cabeza.

"Ni siquiera recuerdo la última vez que me cai en una cancha, con que caer dos en un partido es bastante increíble", admitió Li Na.

"La segunda vez, cuando me he golpeado la cabeza contra el suelo, no he visto nada durante dos segundos. Negro total. El cuidador me ha dicho de concentrarme en su dedo. Me ha hecho reír. He pensado: 'Estamos en una cancha de tenis, no en un hospital'", añadió.

La final estuvo marcada también por el nerviosismo de las dos jugadoras, que se rompieron un total de 16 veces el servicio. Li Na dispuso de hasta 18 bolas de break, aunque solo aprovechó siete.

Azarenka, además, jugó con la mayor parte del público del Rod Laver Arena en contra, tras las críticas recibidas por la jugadora tras su semifinal contra la estadounidense Sloane Stephens, en la que solicitó un polémico tiempo muerto médico al final del encuentro.