El defensa belga Thomas Vermaelen, presentado este domingo como nuevo jugador del , explicó que deseaba empezar a una nueva etapa profesional y que el conjunto azulgrana era "el mejor destino posible" para hacerlo.

"He venido a este club para empezar de cero", ha afirmado Vermaelen, quien espera dejar atrás el rosario de lesiones musculares que sufrió en el Arsenal durante la pasada temporada.

"Realmente fue un poco duro lo que sucedió el año pasado. Pero son cosas que pueden pasar durante tu carrera. Ahora, lo único que quiero es mirar hacia adelante, estar sano y jugar muchos partidos", ha indicado.

De momento, Vermaelen no podrá cumplir su deseo. Una lesión en el muslo derecho durante el pasado Mundial lo tiene en compás de espera. Mañana, los servicios médicos del Barça consensuarán junto al equipo de fisioterapeutas su nuevo programa de recuperación.

Aun así, y pese a su historial médico, el director técnico del Barcelona, Andoni Zubizarreta, se mostró convencido de que el belga dará un rendimiento excepcional durante los cinco años que tiene de contrato.

A sus 28 años, el 'exgunner', que tendrá una cláusula de rescisión de 80 millones, se ha mostrado exultante por la posibilidad de "jugar y entrenar cada día con los mejores del mundo" y ha asegurado que no le asusta la competencia que tendrá en la zaga ni tampoco la presión de ser finalmente uno de los elegidos en el eterno 'casting' de centrales que ha llevado a cabo el club catalán.