A puertas del partido con Ecuador, salió al paso de la polémica en la que estuvo envuelto tras el , cuando en Lima se habló de su y en Italia se jugando por la Fiorentina.

"No me molesta que la prensa toque ese tema (el sobrepeso). Yo acepto que estoy subido de peso por muchos motivos, son problemas míos. Pero a mí me deja tranquilo porque sé lo que doy", dijo en Teledeportes.

Sobre las críticas por su bajo desempeño en Santiago, señaló: "Son épocas. Han tocado a Claudio, a Jefferson, a Paolo… el virgen era yo. Se inventa que me había peleado con Markarian y en Italia sale que yo tuve una indisciplina, y nadie sabe por qué no fui convocado para ese partido".

De otro lado, aseguró que si le dan una chance. "No le temo a la rudeza de la defensa ecuatoriana, la única diferencia es el físico", indicó.