Mosqueta trató de ponerle buena cara al mal tiempo. (USI)
Mosqueta trató de ponerle buena cara al mal tiempo. (USI)

Es una final y todo juega. Y eso parece estar sucediendo en el Cusco, de cara al primer play off entre Real Garcilaso y Sporting Cristal.

El cuadro de Roberto Mosquera quería entrenar en el estadio imperial en total privacidad y por eso se gestionó a través de la ADFP el pedido, pero al final el gobierno regional, que tiene a su cargo el coloso deportivo, se lo negó a través de una carta.

Los celestes tuvieron que entrenar en el campo del IPD, que es abierto al público. Mosquera no ocultó su malestar, pero sabe que esto es fútbol. En tanto, Garcilaso trabajará en el estadio Municipal de Pucyura.