Vergonzosa fue la pelea que protagonizaron hace dos semanas (Difusión)
Vergonzosa fue la pelea que protagonizaron hace dos semanas (Difusión)

Carlos Bernuycbernuy@peru21.com

Francisco Pizarro y Juan Flores su 'show mediático' de la manera como lo empezaron, en cámaras. Un show que dio vergüenza, en el que no hubo respeto a sus instituciones y que fue apoyado por oportunistas que los utilizaron para sus propios fines. Dos personas, presumiblemente de fútbol, que se pasaron una semana retándose a golpes como chiquillos de colegios.

La tarde del partido entre Alianza Lima y León, Huánuco revivió aquella gresca del 2010 cuando jugadores de San Martín y el local se agarraron a trompadas casi al final del partido. Pero no es culpa del estadio, es de quienes se olvidan que existe la palabra respeto. Flores y Pizarro, que ya habían peleado en 2005, se olvidaron de la gente y se repartieron puñetes, patadas y demás.

Tres fechas de sanción para el golero de León y cuatro para el preparador de arqueros de Alianza Lima. Sanción bastante corta por ridiculizar el ya alicaído torneo peruano a nivel mundial. Porque su pelea la mostró FoxSports, Espn y otras cadenas internacionales con comentarios bastante duros y muchos de ellos con fundamento. ¿Que hacen dos personas liándose a golpes en una cancha de fútbol? se preguntaban fuera de nuestras fronteras.

Hay que olvidar que en Argentina se matan fuera los estadios o en otros países existe más violencia. Hay que concentrarnos en nosotros. Quizás en alguna liga europea Pizarro y Flores hubieran recibido un año de sanción o más, quizás en otra cultura no se hubieran prestado a un circo en televisión y hubieran arreglado sus diferencias de manera silenciosa.

Verdaderamente es una lástima que un portero que supo destacar en algún momento como Flores siga siendo mediático de cosas negativas. Vedettes, farándula, declaraciones inoportunas o peleas forman parte de su currículo. Pensar que ahora cambiará nos lleva a dudar. Por el lado de Pizarro, el solo ingresar a la cancha en Huánuco fue un error y usar los puños aumenta la crítica.

Seguramente habrá quienes dirán que esto es normal en el fútbol peruano. Si es ese el pensamiento entonces jamás saldremos del hoyo. Flores volverá en dos fechas, Pizarro lo hará en tres, Luis Guadalupe no recibirá ningún llamado de atención del Juan Aurich por un comentario tan desatinado como decir que arbitraría la supuesta pelea y todo seguirá igual.

Flores y Pizarro se dieron la mano en un set de televisión. Seguramente habrá habido buen rating y más de uno habrá sonreído. El problema es que el torneo se volvió a manchar. Y la verdad, todos, hacemos poco por limpiarlo.