El veterano delantero sufrió una descompensación hemodinámica luego del que goleó 3-0 a y en el que él anotó el último tanto.

Al final del partido, el 'Checho' declaró a la prensa, bromeó con los periodistas y hasta hizo 'el paso del viejito', para luego retirarse al vestuario, donde sintió un fuerte dolor en el pecho y se desvaneció.

Inmediatamente fue trasladado en una ambulancia al hospital Daniel Alcides Carrión. El médico del club huancaíno, Germán Ochoa, descartó que el 'goleador prehistórico' haya sufrido un preinfarto y anunció que permanecerá internado hasta mañana, lunes, por precaución.

"Todos sus signos vitales están bien, está estable. Sospechábamos que era un problema cardiológico serio, pero le hemos sacado un electrocardiograma y no hay nada. Todo está bien. Hay una pequeña arritmia que es propio de los jugadores", explicó el galeno.

"De todas maneras le estamos haciendo todos los estudios relacionados al corazón. Ahora está despierto, de buen ánimo, conversando con su familia", agregó.