(USI)
(USI)

Tras recibir el Año Nuevo con sus familias, la selección volvió ayer a la Videna para reiniciar los entrenamientos y empezar la concentración rígida con miras al Sudamericano. Antes de la primera práctica, los jugadores pasaron por la prueba de alcoholemia para descartar cualquier exceso o desarreglo que hayan tenido durante las celebraciones.

Los seleccionados llegaron antes de la 1:00 p.m. para almorzar con el presidente de la FPF, Manuel Burga. Hoy, el comando técnico definirá la lista de buena fe de 22 jugadores, que inscribirá ante la para el torneo que se disputará en Argentina.