Sigue actualizado en nuestra APP

Los años maravillosos de la bicolor [ANÁLISIS]

Atravesamos el periodo de mayor éxito del balompié nacional , según estadísticas.

Selección Peruana

La Selección Peruana disputará ante Brasil una final de Copa América luego de 44 años. (Foto: EFER)

La Selección Peruana disputará ante Brasil una final de Copa América luego de 44 años. (Foto: EFER)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El fútbol peruano pasa por uno de sus mejores momentos. Si repasamos la historia, la selección que dirige Ricardo Gareca está a la altura de las que dirigieron Didí (1968-1970) y Marcos Calderón (1970, 1977-1978). Superior incluso a la de Tim (1981-1982).

Si bien en el Mundial México 1970 llegamos a ser séptimos; en el Argentina 1978, octavos; y en 1975 ganamos la Copa América; nunca antes como ahora habíamos sido tan eficientes en términos de resultados. Empleando el sistema de puntuación Elo –originado para el ajedrez, pero aplicado a varios deportes–, 50+1 muestra la evolución de la selección peruana de fútbol en este ranking desde 1968 hasta la actualidad.

GARECA EN PERSPECTIVA COMPARADA

Nunca antes la selección de fútbol había estado entre los 20 primeros a nivel mundial. Con Calderón llegamos al puesto 20 en 1977, lo que había sido nuestro mejor antecedente hasta que Gareca repitió dicha posición en 2015 luego del tercer puesto de la Copa América de Chile. Para que tengan una idea: la selección de México 70 se ubicó en el puesto 28. La del Mundial Argentina 74 ocupaba la posición 24 y la de España 82, la 35.

En los últimos cuatro años, hemos alcanzado el puesto 12 y no hemos bajado de la ubicación 18. Vivimos nuestra era de mejor rendimiento, en términos de resultados.

Para ser justos, este ciclo de eficiencia proviene desde que entrenaba Sergio Markarián. El técnico uruguayo tomó la selección, en 2010, en la ubicación 54 y la llevó a la 31 en solo un año. Recordemos que, con él, la selección consiguió el tercer puesto en la Copa América de 2011.

Sorpresivamente, el ‘interinato’ de Pablo Bengoechea fue positivo, pues continuó la tendencia eficiente de Markarián y dejó la posta a Gareca con la ‘Blanquirroja’ en el puesto 23. La dirección del argentino ha tenido el mérito de mantener el alto desempeño en vigencia. Ser el entrenador con más partidos con la selección (53 con el de esta tarde) le permite dicha estabilidad.

Infografía

.

PROHIBIDO OLVIDAR

No se puede entender la actual euforia que despierta la selección sin recordar los años aciagos cuando, literalmente, estuvimos en el sótano. Después de la frustrada Eliminatoria de 1985 (ubicación 42-40), la selección empezó un declive funesto: caímos al puesto 65 con Manuel Mayorga, Fernando Cuéllar y José Fernández.

A inicios de los noventa, con Pepe, Company y Popovic continuamos en un valle de lágrimas y de malos resultados. No es casualidad que la peor época de crisis económica, subversión y caos social fue también la de nuestra crisis pelotera. Hasta que, a mediados de los noventa, Juan Carlos Oblitas dirigió una generación que nos devolvió la fe. Cuartos en la Copa América de 1997 y puesto 29 en el ranking, el mejor desde 1981, a pesar de no clasificar a Francia 98.

No existe relación aparente entre situación económica y política del país y éxito futbolístico. El retorno a la democracia en 2001 y el ciclo de crecimiento económico ininterrumpido que tuvo cifras espectaculares en la primera década de 2000 nos devolvió a otra era de pobres resultados que ni Pacho Maturana ni Paulo Autori lograron revertir. Y con Del Solar, en 2008, caímos a niveles de la crisis de los ochenta: ubicación 61. Pero volvamos al presente y disfrutemos nuestros años maravillosos del fútbol.

Ir a portada