(EFE)
(EFE)

Una nube gris ha venido a opacar el desempeño de la selección española en la . Y es que según la web brasileña Globoesporte, varios integrantes de la 'Furia Roja' celebraron su , con una fiesta que estaría relacionada al robo que sufrieron algunos de sus jugadores al día siguiente.

Según el portal, tras el partido ante los 'charrúas', los españoles participaron de una cena en su hotel, la cual fue amenizada por una banda de 'pagode' (un tipo de samba), tras lo cual un grupo de cinco mujeres subió a las habitaciones de los futbolistas.

Cinco jugadores y un miembro de la comisión técnica habrían sido los 'anfitriones'. Ya en el dormitorio, se llevó a cabo una partida de strip-poker. Todos se divirtieron y la pasaron bien. Sin embargo, por la mañana, cuando las chicas se marcharon, se dieron cuenta de que habían sido víctimas de un asalto.

La situación quedó zanjada tras algunas investigaciones y luego que Raúl Jiménez, jefe de seguridad de la Federación Española de Fútbol, visualizara algunas imágenes grabadas por una cámara de seguridad y decidiera dar por cerrado el caso.