Pese a que por el escupitajo que le lanzó a , recibiría una sanción severa por parte de la Comisión de Justicia de la ADFP, que actuaría de oficio, tras revisar el video de la , ya que el portero no fue expulsado por el árbitro Georges Buckley.

El presidente de la CJ de la FPF, José Luis Noriega, explicó que, de acuerdo a la gravedad de los hechos, el golero del cuadro santo recibiría hasta seis fechas de suspensión por ser capitán. tiene como antecedente un castigo de tres meses, que en un principio fue de medio año y que luego fue rebajado, por empujar al árbitro Percy Rojas el 2009.

"No sé si me suspendan, pues el partido ya había terminado. ¿Cuál sería el criterio para que me suspendan? ¿Cuál es más falta: una patada, una bofetada o un escupitajo?", manifestó.