La vida licenciosa del volante ha sido cuestionada por varios. (Reuters)
La vida licenciosa del volante ha sido cuestionada por varios. (Reuters)

se presentó con "evidente signos de ebriedad" el miércoles al primer entrenamiento del de la pretemporada previa al inicio del campeonato brasileño.

Así lo informaron TV Globo, Globoesporte y RedeTv, quienes aseguran que el astro del fútbol llegó a las 9:30 a.m. junto a sus guardaespaldas para ocultar su estado y pidió no participar de las prácticas aduciendo una dolencia muscular.

La actitud de , marginado por el técnico de la selección olímpica brasileña que viajará a los Juegos de Londres en pos de un oro inédito, parece haber colmado la paciencia a los dirigentes del .

Zinho, campeón Mundial de Estados Unidos 1994 y flamante director general del equipo más popular del país, debió mediar para aplacar los ánimos y convencer a 'Dinho' de entrenar junto con sus compañeros.

El jugador finalmente aceptó, pero no participó de un partido en espacios reducidos con el resto del plantel, sino que dio algunas vueltas alrededor de la cancha bajo la lluvia.

La situación se repitió en las prácticas del jueves, a las que llegó con atraso, de cara al partido que jugará ante Sport en Recife en su presentación en el 'Brasileirao'.

Patricia Amorim, presidenta del club carioca, estaba en el lugar y fue testigo del hecho y por suerte para , destacó la prensa local, la preparación física no había comenzado cuando él se sumó al plantel.

La actitud del volante no parece caerle en gracia a varios de sus compañeros, pero además genera irritación entre los dirigentes, decepcionados por el escaso compromiso del capitán del equipo.

"Estoy aquí desde hace apenas tres meses y ya estoy harto de tener que contestar preguntas sobre Ronaldinho. Qué puedo decir yo de un jugador que fue campeón mundial, Balón de Oro y ahora también es rico? Es él quien debe explicar por qué hace lo que hace", manifestó el entrenador en conferencia de prensa.