notitle
notitle

El suizo (N.8) alcanzó su primera final de al ganar este viernes al francés Jo-Wilfried Tsonga (N.14), en cuatro mangas, por 6-3, 6-7, 7-6 y 6-4, en tres horas y 46 minutos.

Wawrinka jugará por el título con el vencedor del duelo entre el serbio Novak Djokovic (N.1) y el escocés Andy Murray (N.3), que jugarán este viernes.

Tsonga ha sufrido su quinta derrota en semifinales de Grand Slam frente a un Wawrinka más completo y mejor adaptado a la tierra batida. El suizo, que escaló a la primera fila mundial al ganar el Abierto de Australia 2014, pudo haber cerrado antes el duelo si no hubiera tenido una gran crisis con su servicio en el segundo y en el tercer set.

Tsonga, en cambio, sólo convirtió una de las 17 bolas de break de las que dispuso y "resucitó" cuando perdía 4-2 en la segunda manga. Igualó a 4 y luego el duelo caminó parejo hasta que Wawrinka desapareció en el tie break (7/1).

El suizo siguió teniendo dificultades para mantener su servicio, pero Tsonga no se mostraba certero a la hora de romperlo. Esta fue la tónica de la tercera manga, en la que esta vez Wawrinka no falló en el juego decisivo.

En el último set, un Tsonga frustrado perdió el saque de inicio y ya no pudo recuperarlo, sirviendo en bandeja la victoria a Wawrinka.

El país que organiza Roland Garros deberá seguir esperando para ver a un tenista local ganar, después que lo hiciera por última vez Yannick Noah, en 1983.