Novak Djokovic mostró todo su poderío en Roland Garros frente a Rafael Nadal. (AP)
Novak Djokovic mostró todo su poderío en Roland Garros frente a Rafael Nadal. (AP)

Una máquina. (1 ATP) derrotó por primera vez a (7 ATP) en y se metió en semifinales del único Grand Slam que todavía no ha ganado. Dueño de ocho 'grandes' (5 Abiertos de Australia, 2 Wimnbledon y 1 Abierto de Estados Unidos), el serbio parece estar más cerca que nunca de imponerse en París.

El serbio dominó el partido de principio a fin con un juego agresivo y profundo que limitó el empuje del español, nueve veces campeón de Roland Garros y quien defendía el título. El mejor momento de Nadal se dio en el primer set, cuando levantó un 0-4 y llevó a Djokovic al límite. En la segunda manga hubo paridad hasta que el serbio rompió el saque de su rival en el octavo juego y sacó con 5-3 para cerrar el set.

A partir de ese momento las diferencias se agrandaron y 'Nole' se dirigió a un triunfo pletórico en 2 horas y 26 minutos. Fue apenas la segunda derrota de Nadal en Roland Garros en 72 partidos disputados. La anterior se dio en 2009, cuando cedió en octavos de final ante el sueco Robin Soderling.

El nacido en Belgrado había perdido sus seis partidos anteriores ante 'Rafa' en la arcilla de París, incluidas dos finales. La última vez fue en la definición de la edición 2014. Sin embargo, el balcánico confirmó su estupendo momento de forma y demostró que hoy por hoy es un crack en todas las superficies. Este 2015 lleva 27 victorias consecutivas desde su derrota ante Roger Federer en la final de Dubai, a inicios de año. Además, ostenta una marca de 15-0 en polvo de ladrillo en lo que va de la temporada, con títulos en los Masters 1000 de Montecarlo y Roma. Por si fuera poco, tambien ganó el Abierto de Australia y los Masters 1000 de Indian Wells y Miami. Es decir, Djokovic ha conquistado todos los grandes torneos del curso.

La victoria sobre el mejor jugador de polvo de ladrillo de la historia confirma una tendencia insoslayable. Desde 2006 al 2010, Nadal ganó 16 de 23 partidos frente a Djokovic. A partir del 2011, año de la explosión de 'Djoker', los papeles se invirtieron y el serbio se impuso en 14 de 21 choques frente al manacorense. En ese periodo, el dominio se traslada incluso a la tierra batida, con seis triunfos de Djokovic y cinco de Nadal.

El balance del duelo más disputado en la era abierta del tenis todavía muestra a Nadal arriba con 23 triunfos contra 21 de Djokovic. Parece cuestión de tiempo para que el serbio revierta ese dato con sus tiros imposibles.

@franciscocairog