El serbio , número uno mundial, superó este lunes al francés Richard Gasquet en tres sets por 6-1, 6-2 y 6-3 y accedió a cuartos de final de , donde se encontrará este miércoles al español , quien cedió su primer set en el torneo francés, tras vencer 6-3, 6-1, 5-7 y 6-2.

El del miércoles será el enfrentamiento número 44 entre Nadal y Djokovic, que llegaron al segundo Grand Slam con trayectorias bien diferentes: el español cayó al séptimo puesto del ranking tras ganar sólo un torneo en los últimos 12 meses, en tanto que el balcánico acumula, con el de hoy, 26 triunfos consecutivos.

"Será un partido muy difícil, hoy en día es el mejor del mundo, no ha perdido casi ningún partido esta temporada", dijo Nadal aún sobre la arcilla de la cancha Suzanne Lenglen.

Nadal tumbó a Djokovic las seis veces que se midieron en Roland Garros, la última, en la final de 2014. Pero el balcánico no pierde desde finales de febrero y llega lanzado a la conquista del único Grand Slam que le falta en su palmarés.

"Estoy emocionado por ese partido. Es el mayor reto, jugar ante Nadal en tierra batida aquí, donde sólo ha perdido un partido en toda su carrera", expresó Djokovic, finalista en París en 2012 y 2014, sobre el nuevo capítulo que se viene del duelo más repetido (43) de la historia del tenis.