Gracias a sus habilidades en la lona, la nipona le entregó a Japón el cuarto oro en lucha libre. (Reuters)
Gracias a sus habilidades en la lona, la nipona le entregó a Japón el cuarto oro en lucha libre. (Reuters)

La alegría tras ganar una medalla de oro puede demostrarse de varias maneras. Pero la japonesa Risako Kawai, quien ganó el primer puesto en lucha en la categoría de 63 kilos en los Juegos Olímpicos de lo hizo de una peculiar manera.

Su entrenador, Kazuhito Sakae, subió a lona para abrazarla y felicitarla por su victoria, pero su aprendiz le aplicó dos llaves para demostrarle la felicidad que la embargaba tras ganar la medalla dorada.

Luego de ayudarlo a ponerse de pie, ella recién abrazó a su maestro. Su emoción no era para menos. Kawai, de 21 años, le ganó por 6-0 a la bielorrusia Maryia Mamashuk.

Gracias a sus habilidades en la lona, Risako Kawai le entregó a Japón el cuarto oro en lucha libre en Río 2016. Además, el país del sol naciente cuenta con otras tres, pero de plata. De esta manera, la nación asiática lidera el ránking de este deporte en estos Juegos Olímpicos.

Risako Kawai ya se perfilaba como una de las favoritas para alcanzar la medalla de oro porque ella ya tenía bajo el brazo la presea de plata en el Campeonato Mundial de Lucha de 2015, realizado en Las Vegas, Estados Unidos.

TAGS RELACIONADOS