(Captura de TV)
(Captura de TV)

Su cuestionable negocio es casi tan antiguo como el mismo . Cada vez que la selección juega de local, los revendedores se apoderan de los alrededores del principal recinto deportivo para hacer su agosto.

Una cámara oculta de Primera Noticia se infiltró en las calles aledañas al remozado coloso y mostró por primera vez los rostros de aquellos que se aprovechan de la pasión de los fanáticos de la blanquirroja, que acuden a ellos debido a que en de las .

En las imágenes, se ve a un sujeto con la camiseta de Portugal, que es uno de los principales revendedores de la zona. Con total desparpajo, incluso se ha dado el lujo de convertir su automóvil en una oficina rodante, de donde saca fajos de entradas que entrega a otros miembros de su organización para que las oferten al mejor postor.

Por ejemplo, estos individuos ofrecen las entradas para las tribunas Norte y Sur, que en boletería costaban 80 soles, ahora las venden hasta en S/.150, mientras que las localidades en zonas preferenciales pueden llegar a costar desde los S/.300 hasta los S/.1,000.

Este negocio se ha vuelto tan común que hasta las tiendas y los quioscos en los alrededores del Nacional publicitaban con carteles sus ofertas. Asimismo, por Internet la reventa también da la hora, donde se venden entradas por delivery.

Para frenar el accionar de estos inescrupulosos, la Policía Nacional y la Fiscalía realizan operativos en forma conjunta. Los revendedores y los falsificadores de entradas ya están advertidos.