Teixeira, de 64 años, renunció de manera definitiva al cargo. (AP)
Teixeira, de 64 años, renunció de manera definitiva al cargo. (AP)

Ricardo Teixeira, mandamás del fútbol brasileño durante 23 años y organizador local de la Copa del Mundo de 2014, renunció este lunes acosado por denuncias de corrupción que escalaron hasta la FIFA y sepultaron su sueño de convertirse en presidente de ese organismo.

Teixeira, de 64 años, renunció de manera definitiva al cargo cuatro días después de pedir licencia médica, en una carta leída hoy por José María Marin, quien lo reemplazó al frente de la CBF y del COL.

El nombre de Teixeira está asociado a los logros y escándalos recientes del balompié brasileño.

De la mano de su exsuegro y protector Joao Havelange, presidente de la FIFA por 24 años, entre 1974 y 1998, Teixeira acumuló mucho poder.

EL 'CHAPULÍN' CELEBRAAl respecto, el diputado y exastro del fútbol Romario dijo que con la renuncia del presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) el deporte nacional se ha librado de "un cáncer".

"Hoy podemos celebrar. Exterminamos un cáncer del fútbol", indicó en un mensaje publicado en su cuenta de Facebook.