Manco parece ser otro caso perdido en el fútbol peruano. (USI)
Manco parece ser otro caso perdido en el fútbol peruano. (USI)

Tantas veces Manco. Reimond, aquel que se pensaba que había cambiado, sigue siendo el mismo. El 'exjotita' es otra vez protagonista de un escándalo extradeportivo.

Resulta que el delantero de UTC llegó en estado etílico a los entrenamientos del 'Gavilán del Norte'. "Le ofrecimos ayuda psicológica y Manco aceptó, pero nunca asistió. Lo que dijo Cantuarias era cierto. La información de que Manco paraba trasnochado y tomando, la recogió de la prensa de Cajamarca", dijo el presidente de UTC, Joaquin Ramírez, en Radio Ovación.

El mandamás crema anunció una sanción para Reimond, que podría ser su salida del equipo. "Cuando Manco me dijo que quería irse yo le dije vete nomás. Fue ahí que me respondió que le pagara lo mismo para quedarse. Ante eso hemos decidido no renovarle el contrato", añadió.

Sin embargo, tanto el propio Manco como el técnico Rafo Castillo desmintieron el hecho, pese a que el presidente del club indicó que tiene documentos que sustentan la indisciplina del jugador.

"Lo que quiere Rafo es mantener la tranquilidad del grupo y por eso dice aquello; yo ratifico mis declaraciones. Los técnicos tienen la responsabilidad de exigir los deberes que cumplir con el club, así como se les cumple con sus derechos. No ganamos nada con estar apañando", sentenció Joaquín Ramírez.