(Reuters)
(Reuters)

La acusación contra el atleta sudafricano , fragilizada por las fallas de la investigación, sufrió un espectacular revés este jueves con el reemplazo de su principal investigador, acusado de tentativas de asesinato.

La Policía confirmó que su investigador en jefe, Hilton Botha, está , a raíz de un tiroteo contra un taxi mientras se encontraba de servicio en 2011.

El caso había sido archivado y reabierto recientemente. Este jueves se designó un nuevo investigador en jefe, Vineshkumar Moonoo, a quien la jefa de la policía nacional, Riah Phiyega, presentó como "el más experimentado" del cuerpo policial.

Desestabilizado por el abogado de Pistorius, el temible penalista Barry Roux, que desmontó punto por punto la acusación, el policía Hilton Botha se ausentó este jueves en la audiencia, provocando una larga suspensión de la sesión. Además admitió públicamente los fallos de su investigación.

La defensa de Pistorius destacó que los investigadores olvidaron protegerse los pies para caminar en la escena del crimen y verificar las llamadas de teléfono del acusado. Tampoco vieron un casquillo que cayó en el inodoro.

Pistorius, atleta paralímpico de 26 años, está acusado de haber matado a su novia, la modelo Reeva Steenkamp, el pasado 14 de febrero, pegando cuatro tiros contra el baño adjunto a su dormitorio donde, según él, creía que se había escondido un ladrón.

El juez volvió a aplazar la decisión sobre si se le concede la libertad bajo fianza, por lo que esto se conocerá este viernes.