(EFE)
(EFE)

No estaba muerto. reapareció de gran manera con el , marcando un doblete en el compromiso merengue frente a por la vigésima jornada de la .

El atacante galés revirtió el marcador del duelo tras el adelanto de Adrián López (23') y el empate de Nacho Fernández (32'), gracias a una soberbia definición dentro del área rival.

Posteriormente, a los 58 minutos del complemento, aumentó la diferencia madridista en el marcador del encuentro mediante un cabezazo.

Luego de las conquistas de Gareth Bale, el croata Luka Modric (68') y Cristiano Ronaldo (78') liquidaron la goleada del Real Madrid sentenciada en el Santiago Bernabéu.