Luis Suárez ha dejado la joya del  vs. Barcelona. El uruguayo, con miles de personas con camisetas blancas presionándole, se atrevió a 'picar' la pelota en un penal para los azulgranas en la semifinal de Copa del Rey.

De hecho, la acción previa a la pena máxima para los blaugranas también tuvo participación directa del 'Pistolero'. Casemiro le cometió una falta al delantero rival y el juez no dudó con cobrar el remate de los doce pasos.

Luis Suárez, a pesar de la presencia de Lionel Messi en la cancha, tomó la pelota para tratar de alargar la diferencia entre Real Madrid y Barcelona en el Santiago Bernabéu; y también en el global de la eliminatoria.

El 'charrúa' miró fijamente a Keylor Navas antes de rematar. Con el sonido del pitazo, se acercó al balón, lo golpeó suavemente y la redonda ingresó lento a las redes de la 'Casa blanca'.

Luis Suárez, con esta anotación, se ha convertido en el primer jugador en llegar a once goles en un clásico con menos partidos jugados: 13. Messi, quien está en la cancha, requirió de 14 para hacer esa misma cantidad de conquistas.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR