Florentino Pérez reconoció que algunos fichajes se le escaparon. (Reuters)
Florentino Pérez reconoció que algunos fichajes se le escaparon. (Reuters)

, presidente del , tiene fama de conseguir siempre todo lo que se propone. Pero esto no siempre es así, y quedó demostrado con el frustrado fichaje del portero David De Gea del Manchester United, un capricho que el mandamás merengue no logró concretar.

Como el mismo presidente reconoció en la noche del jueves en una entrevista con la radio española Cadena Ser, los fichajes de los franceses Franck Ribery y Patrick Vieira se le escaparon y, como verás a continuación, a estos se le suman una lista de jugadores más que importantes.

GABRIEL MILITO: Jorge Valdano, director general deportivo del club, anunciaba en el verano de 2003 la incorporación a la disciplina blanca del joven y prometedor central argentino Gabriel Milito "a expensas del reconocimiento médico".

En esta ocasión los médicos del Real Madrid desaconsejaron su fichaje al detectar problemas en una de sus rodillas.

El club desestimó su contratación y Milito fichó por el Zaragoza, donde ganó una Copa del Rey precisamente ante el conjunto blanco, antes de dar el salto al Barcelona. Allí se hizo con seis títulos más, incluidas tres Ligas.

PATRICK VIEIRA: "Quise traer a Vieira y Ribery y tampoco pude, no es la primera vez que me pasa", aseguró Pérez en el programa radiofónico 'El Larguero', tras el fallido fichaje de David De Gea.

En el caso de Patrick Vieira, entonces potente mediocentro francés del Arsenal londinense, la prensa llegó a dar por hecho su fichaje en agosto de 2004. Se alcanzó un acuerdo entre clubes, pero fue el propio jugador quien rechazó las sucesivas ofertas que le llegaron.

En 2010, Vieira confesó, en una entrevista a la revista francesa 'So Foot', que a lo largo de su carrera sólo se arrepentía de no haber fichado por el Real Madrid.

SANTIAGO CAZORLA: Cazorla estuvo tan cerca en 2008 de firmar por el Real Madrid que llegó a bromear al respecto con sus compañeros en una concentración de la selección española.

"Tratadme bien ahí", le dijo a Iker Casillas, tal y como captaron las cámaras de televisión. Finalmente, el Arsenal se hizo con el mediapunta aprovechando la indecisión de los blancos.

FRANCK RIBERY: En 2009, el extremo del Bayern Múnich, Franck Ribery, llegó a estar cerca del Santiago Bernabéu. Como sucedió con De Gea, Louis Van Gaal, entonces entrenador del equipo alemán, jugó un papel importante.

Aprovechando la mala relación existente entre técnico y jugador, el Real Madrid llegó a ofrecer 80 millones de euros por la estrella de la selección francesa.

"Tenía tantas ofertas que me volví loco y al final decidí quedarme", explicó Ribery a la revista 'Goal' este mismo año.

SERGIO AGÜERO: En el verano de 2011, y a pesar de haber renovado su contrato con el Atlético de Madrid, Agüero proclamó desde el aeropuerto de la capital de España su firme intención de abandonar el club antes de partir de vacaciones.

Pérez había elegido su nuevo 'galáctico', pero Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid, no dio ninguna facilidad a sus vecinos para que pudieran consumar el fichaje.

Según reportes en prensa, Gil Marín llegó a esgrimir amenazas de muerte a su persona por parte de ultras atléticos para disuadir a Pérez del fichaje de Agüero, que acabó firmando por el Manchester City.

NEYMAR: Con sólo 14 años, Neymar pasó una prueba en Madrid para incorporarse a sus filas. Entonces, su club de origen, el Santos brasileño, consiguió retenerlo.

Pérez volvió a la carga en 2013, pero el Barcelona se cruzó en su camino. "Neymar habría costado 150 millones de euros", aseguró Pérez para justificar que el eterno rival se hiciera con el mago brasileño.

Su fichaje por el Barcelona sigue en los juzgados por diversas irregularidades que provocaron la dimisión del presidente Sandro Rosell.