El Shaarawy marcó dos tantos en la victora del Milan. (Foto: Reuters)
El Shaarawy marcó dos tantos en la victora del Milan. (Foto: Reuters)

El cayó por 2-4 frente al en su último partido de 2014, que se jugó en Dubai. Se trató de la primera caída en tres meses, luego de la derrota por 2-1 frente al Atlético de Madrid por la Liga española.

El 2-4 fue un reflejo de la diferencia entre un equipo que necesitaba reivindicarse, demostrar que no está tan hundido como puede parecer como el Milan y otro más relajado, más pendiente en el próximo año, como el Madrid.

Un error entre la defensa merengue permitió el primer gol para los italianos, que fue marcado por Jérémi Ménez. Siete minutos después (34') el marcador se pondría 0-2 con un magnífico disparo de El Shaarawy.

El partido entró en una dinámica frenética, y ello permitió a los madridistas utilizar su arma favorita, el contragolpe. Jesé Rodríguez y , que apenas habían aparecido, sorprendieron al cuadro italiano con una poderosa galopada y el portugués situó el 1-2 en el marcador.

A pesar de la mejoría de los españoles, El Shaarawy pondría a los 48' el 3-1. A partir de ese instante la artillería merengue nuevamente se fue con todo a buscar el descuento; sin embargo, los pies de Benzema y Bale estuvieron imprecisos.

A los 73' Giampaolo Pazzini pondría el cuarto para el Milan, ante el desconcierto del campeón de Europa y los 55 mil espectadores. Solo Benzema lograría acortar el marcador cuatro minutos después para poner el 2-4 definitivo.

Este encuentro marcó el final de una temporada espléndida para el cuadro merengue. En este año , la Copa Mundial de Clubes, la Supercopa continental y la Copa del Rey.