, presidente del , criticó la destitución de como estratega de la fue una reacción "desproporcionada e injusta" de la Real Federación Española de Fútbol, argumentando que el anuncio de la contratación del técnico español representa "un acto de transparencia".

El despido del seleccionador de 'La Roja' por su acuerdo con el club madrileño, a solo días del debut español ante Portugal en el , no fue bien recibido por el titular merengue, quien destacó que le "sorprende enormemente comprobar que este acuerdo podía afectar a un vestuario con jugadores con el compromiso de ser campeones del mundo".

"Queríamos llevar a cabo su presentación tras acabar el Mundial, después de un nuevo triunfo de nuestra selección, pero no ha podido ser", destacó el mandamás madrista en la conferencia de prensa donde fue presentado Lopetegui como flamante entrenador del Real Madrid.

"No hay un solo argumento que justifique que Julen no esté mañana en el debut de España en el Mundial. Se ha frustrado el trabajo y el deseo de dos años, porque Julen tenía dos sueños perfectamente compatibles. Por un lado convertir a España en campeona del mundo y por otro entrenar al Real Madrid", agregó el directivo sobre los cuestionamientos.

Posteriormente, Florentino rechazó la actitud de Luis Rubiales, máximo representante de la Federación española, tras ser alertado del "acuerdo que incumbe a Lopetegui y al Real Madrid en legitima libertad". "Lo que debería ser un acto de normalidad se fue transformando en una absurda reacción de orgullo mal entendido para desprestigiar al Real Madrid", indicó.

"La respuesta de Rubiales fue desproporcionada e injusta (...) "Alcanzamos un acuerdo en un ejercicio de libertad para ambas partes para después del Mundial, respetando cláusulas y términos de su contrato. Era una muestra de transparencia para evitar especulaciones y rumores", sentenció.