(AFP)
(AFP)

se proclamó matemáticamente campeón de la y sumó su vigesimosegundo título en su historia, y lo hizo sin jugar gracias al empate (1-1) del en su visita al Espanyol, en partido por la fecha 35.

La ventaja del Barza sobre los merengues queda en 7 puntos y los blancos, que registran dos cotejos más que los catalanes, tienen dos pendientes, por lo que solo podrían sumar seis, con lo que ya no tienen opciones de darle alcance a su clásico rival.

El Real Madrid afrontó el encuentro con precauciones, ya que dentro de seis días definirá el título de la Copa del Rey contra el Atlético Madrid.

Jugadores como Mesut Özil o Sami Khedira ni siquiera formaron parte de la lista de convocados, mientras que y Xabi Alonso iniciaron el duelo sentados en el banquillo.

Christian Stuani anotó el tanto del Espanyol, mientras que el atacante Gonzalo Higuaín puso la igualdad.

ALIVIA LA TEMPORADAEn la primera temporada tras la marcha de y su sustitución en el banquillo por , Barcelona reconquista el título nacional, pues en el 2011-2012 ganó el Real Madrid.

Esta alegría permite a los catalanes recuperarse de la decepción que supuso su caída ante su gran rival en las semifinales de la Copa del Rey y, sobre todo, el doloroso global de 7-0 en contra que registró en las semifinales de la ante el .

En el palmarés histórico de la Liga española, el cuadro azulgrana queda a diez títulos del equipo más laureado, el Real Madrid (32 frente a 22).

El nuevo campeón podrá celebrarlo sin presión el domingo en su visita al Atlético de Madrid.