Todos en el estadio Mansiche temieron lo peor. En los minutos finales del primer tiempo del versus , arrolló a cuando salió a cortar un centro.

El atacante quedó tendido en el césped por varios minutos sin moverse, mientras los jugadores de la 'U' pedían de manera desesperada el ingreso del cuerpo médico para atender al '9' crema, quien fue sacado en camilla. El árbitro cobró penal y Christofer Gonzales se encargó de poner el 1-1.

Cuando todos pensaban que Raúl Ruidíaz ya no regresaría a la cancha por el fuerte choque con 'Yuyo' y que sería trasladado a una clínica, la 'Pulga' demostró que tiene siete vidas y siguió jugando como si nada hubiese pasado.