venció este viernes al argentino y peleará por ganar su undécimo en la final frente al austriaco Dominic Thiem.

El tenista español, en su mejor exhibición en esta edición del torneo, doblegó al vencedor del Open de Estados Unidos en 2009 por 6-4, 6-1 y 6-2 en dos horas y 14 en minutos.

El número uno del mundo continúa forjando su leyenda. Le queda un paso para levantar su undécima Copa Mosqueteros e igualar el récord de la australiana Margaret Court, quien también se alzó con 11 Grand Slam (Wimbledon).

En un estadio en el que los apoyos a 'Delpo' fueron dominantes, Nadal planteó primero una guerra de desgaste ante un rival que renacía para el tenis de altos vuelos, después del calvario de lesiones en la muñeca que por poco acaban con su carrera.

"El primer set fue muy difícil, con muchas oportunidades para Juan Martín. Tuve un poco de suerte para ganar el primer set, luego he sido más agresivo. Estoy muy contento de volver a la final de Roland Garros", declaró el jugador español, después de que un grupo de espectadores españoles entonaran ‘Que viva España’, según consigna la agencia EFE.