Burga enfrenta un fuerte rechazo de la población. (USI)
Burga enfrenta un fuerte rechazo de la población. (USI)

Unas 20 personas llegaron hasta la casa del presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), , para protestar exigiendo su destitución como mandamás del balompié nacional.

Encabezados por Fidel Supo –personaje habitual en manifestaciones de toda índole–, quienes llegaron a protestar eran, curiosamente, mujeres con sus hijos en su mayoría.

Supo dijo que no hay más hombres en el plantón pues se encuentran trabajando, pero que sus esposas los representan por "amor a su camiseta".

"No queremos más 'argollas' en el deporte, queremos cambios y lo exige todo el pueblo peruano. Que sienta vergüenza que otra vez estamos eliminados de un mundial. ¡Qué renuncie al cargo!", declaró un hincha en la vivienda de la cuadra 3 de la avenida Santa Cruz, en Miraflores.