Al final se quedó sin medalla al perder disputa por la de bronce. (Reuters)
Al final se quedó sin medalla al perder disputa por la de bronce. (Reuters)

La esgrimista surcoreana Shin A Lam se negó durante más de una hora a abandonar la pista como protesta por lo que creía un fallo injusto de los jueces tras ser derrotada hoy en las semifinales de espada por la alemana Britta Heidemann.

Prostrada, llorando y sentada en el suelo, la surcoreana no aceptó la decisión del comité técnico, que contó como válido el último toque conseguido por Heidemann, que fue declarada vencedora por 6 a 5 tras una prolongación.

La surcoreana y su entrenador consideraron que la alemana había utilizado más del segundo que quedaba oficialmente en el reloj para marcar su punto. La surcoreana hubiera ganado el encuentro si se hubiera terminado en empate, ya que poseía la prioridad.

La asiática recibió la visita de los jueces, que le comunicaron que su derrota estaba confirmada, pero ella continuó negándose a abandonar la pista, pero sí lo hizo después de que un segundo responsable fuera a hablar con ella. El público la despidió con grandes aplausos.

Shin A Lam volvió a la pista para luchar por el bronce, pero perdió ante la china Sun Hujie y quedó finalmente cuarta, rozando las medallas.