(Reuters/AP)
(Reuters/AP)

La acusación contra volvió a verse debilitada hoy con el anuncio de que el jefe de los investigadores del caso tiene siete denuncias por intento de asesinato, en el tercer día de la comparecencia ante el tribunal de Pretoria del atleta paralímpico sindicado como principal sospechoso del asesinato de su novia Reeva Steenkamp el pasado 14 de febrero.

La Policía sudafricana confirmó que su investigador Hilton Botha –encargado de la investigación policial del caso– está acusado de intento de homicidio por haber disparado ebrio contra un taxi para obligarlo a detenerse en 2009.

"Fuimos informados ayer (miércoles) de que las acusaciones de intento de asesinato fueron restablecidas contra Hilton Botha", declaró el portavoz de la policía, Neville Malila. Según las informaciones disponibles, el oficial de policía fue acusado tras los hechos de 2009, pero luego el caso fue archivado y reabierto recientemente.

"No entiendo por qué el caso fue reabierto. Solo puedo pensar que está relacionado con mi trabajo en el caso Oscar Pistorius", reaccionó Botha al ser interrogado por el canal eNCA.

"Mi sangre jamás fue controlada después del tiroteo, no estaba ebrio", agregó, explicando que el taxi cerró el paso al vehículo de la policía cuando estaban persiguiendo criminales.

"Por el momento", Botha continúa al frente del caso, indicó Malila, desmintiendo una información de la radio EWN que citó un representante de la Fiscalía según el cual el investigador "no podría continuar con esta investigación".

Botha no estaba presente en el tribunal este jueves por la mañana. "Está en el edificio del tribunal (…) No quiso estar presente con nosotros", se lamentó el fiscal Gerrie Nel.

La audiencia fue suspendida justo después de haber empezado para ir a buscar al investigador cuyo testimonio es fundamental.

DEFENSA MAGISTRALEl abogado de Pistorius, Barry Roux, desestabilizó por completo el miércoles a Hilton Botha cuando en torno a la muerte de Reeva Steenkamp.

El brillante contraataque del abogado dio la impresión al público de que el caso presentado por la acusación se caía poco a poco. Pistorius pide ser liberado bajo fianza.

Roux criticó a los investigadores porque no se protegieron los pies para caminar en la escena del crimen, por no haber verificado las llamadas de teléfono del implicado o por no haber visto un casquillo que cayó en el inodoro.

Pistorius afirma que mató a su pareja por accidente, al confundirla con un ladrón escondido en el baño después de que ambos se durmieran tranquilamente unas horas antes.

El fiscal dio cuenta en cambio de una fuerte pelea en la pareja justo antes del drama y citó a un testigo que escuchó gritos y disparos, agregando que había luz en la casa Pistorius, a diferencia de lo que declaró.

La Fiscalía estima que hubo asesinato con premeditación. La audiencia del jueves estaba dedicada a los alegatos de la defensa y la requisitoria de la acusación. El juez podría decidir esta tarde o a más tardar el viernes si otorga a Pistorius la libertad bajo fianza.