‘Delpo’ se sumó a la lista de deportistas argentinos que ya han visitado al Papa. (Difusión)
‘Delpo’ se sumó a la lista de deportistas argentinos que ya han visitado al Papa. (Difusión)

El argentino visitó hoy al papa Francisco en el Vaticano y le regaló la raqueta con la que ganó el US Open en 2009, el mayor logro de su carrera hasta el momento, reveló el propio tenista.

"Hoy pude conocer y hablar con el papa Francisco en el Vaticano. Fue un momento único para mí, jamás lo olvidaré", escribió el número siete del mundo en su .

Francisco, compatriota de Del Potro, es el primer jefe latinoamericano de la Iglesia católica en los más de 2,000 años de historia de la institución.

Del Potro se encuentra en Roma disputando el Masters 1000 de la capital italiana, donde el martes debutó con victoria ante el ruso Andrey Kuznetsov por 6-3 y 6-2.

El tenista realizó la visita por la mañana y luego jugó un partido de dobles por la tarde.

Según relató su equipo de comunicación, el argentino concurrió solo a la Santa Sede y allí lo estaban esperando para guiarlo al lugar de las visitas acordadas. Primero, el Sumo Pontífice habló como lo hace todos los miércoles y luego bajó a saludar a las visitas.

Hubo más tenistas que estuvieron en la plaza del Vaticano, como los argentinos Carlos Berlocq y Horacio Zeballos; el sudafricano Kevin Anderson; el mexicano Santiago González, el croata Marin Cilic y la taiwanesa Hsieh Su-Wei. Pero Del Potro fue el único de ellos que tuvo la oportunidad de dialogar con el papa, según indicaron sus allegados.

"Desde que fue nombrado Papa tuve la ilusión de conocerlo; lo dije en el Indian Wells. Por gestiones en Buenos Aires y con la ayuda de la ATP, se pudo conseguir este momento. También coincidió en que tuve un día sin partido de singles", dijo el argentino.

"Un momento muy lindo fue cuando nos hablaba a todos en su audiencia, giró para un costado, me vio y levantó su pulgar. Me reconoció y me sorprendió", añadió.

"Fueron unos segundos de charla. Me dijo que sabía que estaba jugando el torneo en Roma, me bendijo y deseó lo mejor. Lo felicité y le agradecí por la oportunidad de conversar", indicó.

Del Potro había estado fuera del circuito las últimas semanas aquejado por una virosis que le impidió jugar los torneos de Estoril y Madrid.