Novak Djokovic ayudó a sacar la cancha en Roland Garros. (Video: ESPN)

estuvo en el centro de la polémica por el pelotazo que lanzó contra una jueza en el US Open. Han pasado unas semanas desde aquel amargo episodio y el serbio parece haber recuperado el buen ánimo. Incluso, el tenista también está reconciliado con el público, que festeja las ocurrencias del deportista durante Roland Garros.

Este sábado, el número uno del mundo disputó el pase a octavos de final contra Daniel Galán. En medio de la contienda, el juego se detuvo porque la cancha estuvo mojada por causa de la lluvia que cae en Francia en esta temporada. El campo no estaba en buenas condiciones porque impedía el buen desempeño del serbio y el colombiano.

LEE: Djokovic tras amenazas a jueza de línea que golpeó en el US Open: “Pido que la apoyen y cuiden”

Entonces, los encargados de arreglar el terreno ingresaron en escena con una carretilla llena de arcilla y los utensilios para resolver el problema. Los trabajadores echaron el polvo de ladrillo sobre la superficie y la esparcieron cerca de la línea de saque para sacar el lugar.

Djokovic estuvo atento a todos los movimientos de los colaboradores de Roland Garros. Pero, un inquieto ‘Nole’ se animó a darle una mano a uno de los empleados. Con el jalador en la mano y la raqueta sostenida en el brazo, el tenista ayudó con el secado del campo para que la acción reinicie.

Djokovic sigue en carrera

Novak Djokovic derrotó con contundencia a Daniel Elahi Galán, 6-0, 6-3 y 6-2 en dos horas y 8 minutos, para clasificarse por undécima vez consecutiva para los octavos de final de Roland Garros, donde ya atesora 71 triunfos, uno más que el suizo Roger Federer.

El serbio, que busca su segundo título en París y el 18 grande, solo ha perdido un partido esta temporada y fue por descalificación en el pasado Abierto de Estados Unidos, por lo que ya suma 34 victorias y ocho sobre tierra batida.

Su siguiente rival será el ruso Karen Khachanov, que derrotó al chileno Cristian Garín por 6-2, 3-6, 6-4 y 6-2. El joven ruso venció a Djokovic en París en 2018, pero fue en la final del Masters 1.000 bajo techo que organiza la capital francesa, el mejor logro del palmarés de Khachanov.