El boxeador peruano Miguel Ángel Germán protagonizó uno de los momentos más conmovedores en lo que va de los.

Tras su derrota, el deportista rompió en llanto porque habría roto la promesa que le había hecho a su madre de obtener un departamento en la Villa Deportiva Nacional

Al termino de la contienda en la que se enfrentó al antiguano Conrad Ryan en la categoría welter ligero 64 kg, Germán se mostró bastante desencajado por no hacerse del triunfo.

"Hoy no se pudo, pero mañana sí se podrá. Más adelante te conseguiré una casita, mami (...) Si ganaba esta pelea conseguía una medalla y me ganaba un depa en Villa El Salvador. Pero no se pudo. Y eso no iba a ser para mí, sino para mi mamá, que no tiene una casita todavía", dijo el deportista.

Conmovedoras lágrimas del pugilista peruano. (Latina)

Tras su declaraciones, los internautas compartieron en las redes sociales las palabras de Germán y pidieron a las autoridades que apoyen al joven para conseguir el anhelado sueño de darle un hogar a su madre.