"¡Era hoy Ramón, era hoy!". La frase sigue clavada en la memoria de todo peruano. Aquella noche no se durmió, salimos a las calles y celebramos por todas las veces que lo merecimos y no se dio.

Luego de 90 minutos en el Nacional, las lágrimas de solo podían describir la euforia de todos los hinchas blanquirrojos. La voz de quien luego de 36 años pudo ver desde lo más alto al 'Equipo de todos' en Rusia 2018 retumbaba en los televisores de todos los hogares, bares y pantallas en territorio nacional, y aún derrama algunas lágrimas de quienes entran a YouTube a recordar el sublime momento.

La vida se lo llevó antes del pitazo inicial en Saransk, pero su histórica narración del 15 de noviembre de 2017 ante Nueva Zelanda quedará inmortalizada.

"¡Encontramos el espacio! Cueva hizo esa pausita..." y Farfán con la 9 en el rostro, golpeando al viento, la rabia convertida en algarabía. 1-0 y el parto continuaba.

"'¡La pelotita parada, Ramón! Siempre la pelotita parada". Ramos se encontraba la pelota en el corazón del área neozelandesa y cual delantero la mandó a guardar. 2-0 arriba y la promesa de una fiesta.

"¡Se acabó! Ha vuelto Perú a un Mundial. Volvimos a un Mundial después de 36 años, Ramón. Es la locura en la cancha". Es la locura en nuestros corazones, tantas veces maltratado por la diosa fortuna.

En este día tan importante para el fútbol peruano, recordamos la histórica narración de la voz de la selección peruana. Gloria a Peredo en las alturas.