Jefferson Farfán y James Rodríguez. (USI)
Jefferson Farfán y James Rodríguez. (USI)

Por Carlos Bernuy Flores (cbernuy@peru21.com)El pase del delantero uruguayo se ha tasado en US$120 millones, un poco más que el por US$108 millones. Un poco más atrás está la contratación del ariete chileno , cuya transferencia alcanzó los US$70 millones.

Los tres potenciaron su precio en el Mundial Brasil 2014, aquel torneo que los peruanos vemos por televisión hace 32 años. Las cosas que tienen la vida y el fútbol crean mundos distintos: nuestros vecinos del continente venden jugadores a los clubes más grandes e importantes. Nosotros estamos esperanzados en simples rumores o en que algún equipo chino o croata se lleve a un compatriota, que luego –posiblemente– vuelva como el "refuerzo" de un club grande.

A pesar de los muchos deseos y pronósticos fallidos, el Perú está lejos de vender un jugador a un club 'top' del mundo. ¿Pero en cuanto han comprado a un jugador peruano en Europa o América? Pues casi la décima parte.

pasó a la Fiorentina por US$16 millones (2008), se unió al Schalke 04 por US$15 millones (2008), al Bayern Múnich por US$10 millones (2001) y al Corinthians por US$7,5 millones (2012).

¿Razones por las que los peruanos en Europa no entran en la lista de los grandes clubes? Pizarro anota goles en Alemania, pero su experiencia en el Chelsea le valió solo dos goles en 32 partidos y fue considerado uno de los peores fichajes de la Liga Premier. Hoy, a sus 35 años, difícilmente podría ser traspasado.

Farfán tiene velocidad, pero sus indisciplinas y poca vocación para la marca lo condenan; con Vargas pasa lo mismo. En tanto, Paolo Guerrero puede anotar dos goles seguidos y luego no ver puerta en seis partidos o tener alguna reacción sin sentido. ¿Y Carlos Zambrano? Tendría que entender que a veces golpear no es ser un buen defensa, porque las amarillas y las rojas condenan.

De otro lado, Edinson Flores del Villareal volvió a la 'U'; Álvaro Ampuero hizo lo mismo desde Italia; a Yordy Reyna lo prestaron a un club chico de Austria; André Carrillo tiene suerte de estar en el Sporting de Lisboa; Christian Benavente no es titular en el Real Madrid Castilla; Rinaldo Cruzado se ganó portadas en espectáculos y una despedida del Chievo (un equipo chico en Italia); y Advíncula y Yotún se pasean en Cristal, pero no contaron en Alemania y Brasil.

Sumado eso a que todos ellos ven el Mundial por televisión, sus nombres están lejos de ser considerados traspasos importantes en las ligas más importantes del Europa.