Pedro Kim, entrenador de los fondistas peruanos que participaron en Londres 2012, rompió su silencio y se defendió de las acusaciones de la corredora , quien señaló .

"Te digo sinceramente, jamás durante 30 años de carrera he cometido agresiones o insultos. Yo siempre aconsejaba a los fondistas peruanos como si fueran mis hijos. Me da vergüenza", declaró Kim ayudado de su intérprete a América Noticias.

Kim mostró el informe que presentó ante el Instituto Peruano del Deporte (IPD) con el que quiere "limpiar su nombre y su buena reputación" tras la denuncia de Tejeda y en el que reveló además que la fondista en los últimos meses, pero no que no había reportado sus indisciplinas pues no quería dañar su carrera.

Asimismo, comentó que la noche previa a la prueba del maratonista Raúl Pacheco en los Juegos Olímpicos, Tejeda tocaba insistentemente la puerta de la habitación del atleta y que el mismo día del evento, ella "distraía la atención" de este y que incluso, tardaron en salir debido a que ambos se quedaron conversando y comiendo alimentos no indicados por el entrenador.

En el documento, el coreano muestra su indignación porque el objetivo de ganar una medalla estaba en riesgo solo por el hecho de que –según indica– Tejeda estaba tras Pacheco, casado y con un hijo, "mostrando una amistad que está fuera de lo que al técnico le parece correcto a un deportista en competencia".

"Me da pena porque una vez me dio oportunidad para cultivar semillas. Jamás trabajaría en IPD, pues una persona vinculada a él y una atleta me han dado un golpe. (…) Me siento traicionado", sentenció.